miércoles, 22 de abril de 2015

SABIAS QUE

La salud y las almendras
La almendra constituye una de las fuentes de alimentación más antiguas del mundo, ya mencionada en la Biblia 2 000 años antes de Cristo.
Desde el punto de vista nutricional cada 100 gramos de almendra contiene:
575 Kcal,
Vitaminas B1 o tiamina (0,211 mg),
B2 o riboflavina (1,014 mg),
B3 o niacina (3,385 mg),
B5 o ácido pantoténico (0,469 mg),
B6 (0,143 mg), B9 o folato (50 ?g)
Vitamina E (26,22 mg).
Zinc, hierro, calcio magnesio, fósforo y potasio.
El aceite de este fruto es utilizado como emoliente, y la esencia de almendras amargas tiene su aplicación  perfumería, por su aroma. Como dato curioso, para los adeptos del Veganismo, la leche de almendra resulta una gran opción en el aporte de proteínas, tiene un sabor agradable, resulta  ideal para las etapas de crecimiento y adolescencia
Estudios realizados de la leche de almendra demostraron que reduce el colesterol sanguíneo;

¿Qué es la alimentación complementaria?
Se dice de aquella que complementa a la lactancia materna, pero sin anularla. Es decir, revaloriza a la lactancia materna como un alimento óptimo para los primeros años.
El momento oportuno para introducir la alimentación complementaria es a los seis meses de edad, cuando se deben cubrir los requerimientos nutricionales y se ha alcanzado un adecuado desarrollo de las funciones digestivas, renal y la maduración neurológica.
Cuando el niño(a) empieza a comer otros alimentos diferentes a la leche materna, es necesario tener mucha paciencia, no forzarlo, gritarle, ni asustarlo.
El momento de comer debe ser tranquilo y lleno de cariño. Una comunicación permanente a través del canto, palabras tiernas y caricias son las mejores formas de estimulación.

Peligros de seguir una dieta alcalina o detox
Si desea cambiar su estilo de  vida, lo más recomendable es que consulte con un especialista y no se deje llevar por la moda. Ante la excesiva promoción de las dietas de moda como las alcalinas o detox, que se presentan como milagrosas,  si quieres optar por un nuevo estilo de vida alimenticio busca  apoyo de un especialista.
La  dieta alcalina (sin alimentos de origen animal). La teoría de quienes recomiendan este tipo de dietas es que la sangre se vuelve alcalina y eso es saludable al punto de prevenir enfermedades y hasta curarlas. Pero trae consigo una restricción de ciertos alimentos que son indispensables dentro de los nutrientes diarios que se necesitan.
Este tipo de alimentación está apoyado por la medicina alternativa, naturista o estilos de vida como el vegetarianismo y Veganismo, que proponen que el pH de la sangre debe ser lo más alcalino posible y para lograrlo se deben consumir alimentos que la alcalinizan y excluir por completo aquellos de carácter ácido.
Esta dieta  como  excluye a los alimentos de origen animal, entonces es una dieta deficiente en aminoácidos esenciales; como las proteínas de alto valor biológico, calcio, vitamina B12, zinc, hierro, omega 3, nutrientes que de fuentes vegetales no podemos obtener.
Otra de las opciones  de la dieta detox  es liberar al organismo de sustancias nocivas, supuestamente acumuladas en él con un plan de ayuno. Esto no es necesario porque el organismo tiene su propio sistema de desintoxicación.
Si desea modificar sus hábitos alimentarios, es necesario que recurra  a un  profesional.  Una de las principales razones por las que este tipo de mal llamadas dietas ganan terreno y credibilidad entre la población, es que emergen de figuras públicas que tienen el enorme poder de influenciar en las acciones de la población.