miércoles, 8 de abril de 2015

SABÍAS QUE

La Piña
Posee una serie de beneficios para la salud, que se detallan a continuación:
Puede ayudar a eliminar problemas de retención de líquidos.  Reduce el colesterol en la sangre. Combate la obesidad, ya que es capaz de reducir los efectos del hambre. Sirve para limpiar el organismo, debido a sus propiedades desintoxicantes. Ayuda a subir las defensas del organismo. Ayuda con la digestión. Puede combatir la artritis. Ayuda a mejorar la circulación y previene problemas cardiovasculares.
Información sobre la Fruta:
La Piña es muy apreciada como alimento por el fruto dulce y jugoso que produce, hoy en día es el segundo cultivo tropical por volumen, después del Plátano.
Valor Nutricional: Es rica en vitaminas C, B1, B6, ácido fólico (una vitamina del complejo B que es esencial para la vida) y minerales como el potasio. En su gran mayoría es agua y apenas contiene grasa y es muy baja en calorías. Contiene una enzima llamada bromelina (la bromelina deshace las proteínas de la misma forma que lo hace la pepsina, enzima que forma parte del jugo gástrico), así que se puede decir que mejora la digestión  y además, previene el estreñimiento debido a la gran cantidad de fibra que aporta. Activan el metabolismo y la eliminación de grasa, facilitan la digestión. Es uno de los frutos más sanos de la naturaleza.

Sobredosis de vitaminas
A mediados de 2014 un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto decidió examinar 46 bebidas, con o sin azúcares añadidos, pero todas reforzadas con vitaminas, minerales y antioxidantes.
Descubrieron que varias de ellas contenían vitaminas B6, B12, niacina y vitamina C en cantidades que excedían el consumo diario recomendado para adultos. De ellas, 18 triplicaban la proporción  de vitamina B6, 11 contenían tres veces más vitamina B12  y otras 6 triplicaban los requerimientos de niacina y riboflavina. Casi todas prometían elevar la energía del consumidor y conceder beneficios emocionales que iban más allá del terreno nutricional. El estudio, publicado el pasado febrero en la revista Applied Physiology Nutrition and Metabolism, advierte de que “la mayoría de esos nutrientes ya están presentes en la dieta promedio de cualquier persona sana”, y que “su inclusión en los zumos parece innecesaria”.
Ingerir demasiados antioxidantes puede tener “un efecto pro oxidante en el organismo, dice el profesor Fulgencio Saura, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Y la autora principal del estudio de la Universidad de Toronto, Valerie Tarasuk, sugirió en una entrevista al diario The New York Times que, al igual que los niveles de azúcar se han convertido en la preocupación central de salud pública respecto a los refrescos, pronto habrá que vigilar los altos niveles de nutrientes y antioxidantes añadidos a bebidas supuestamente saludables.
Claves fáciles de entender:
1. Sin artificios. Las vitaminas y antioxidantes pueden adquirirse de fuentes naturales como el té verde, el vino tinto y las frutas y verduras. El estómago toma la dosis diaria recomendada.
2. Regulación natural. En los noventa, un congreso de nutrición recomendó tomar dosis elevadas de vitamina E y C. Fue inútil: el exceso se elimina por la orina, según J. M. Gutteridge, del hospital Royal Brompton.
3. Mercado millonario. En EE UU, el negocio de los zumos fortificados y las bebidas deportivas alcanza los 16.000 millones de euros anuales, según el diario ‘The New York Times’.
4. Lo importante, la fibra. Los únicos alimentos que habría que reforzar en la dieta, en opinión del profesor J. M. Mulet, son los cereales integrales para solucionar la carencia de fibra.

Y lo que de ninguna manera aceptan los expertos consultados es que los zumos enriquecidos puedan tener un efecto emocional positivo.  Llegan a aceptar que los antioxidantes son excelentes pero hasta un límite, que no tiene que ver con lo emocional.  El profesor  Saura,  no quiere oír hablar del término nutricosmética: La apariencia de la piel depende de el estilo de vida. “Si fumas y tomas el sol sin protección, ya puedes tomar los litros de vitaminas que quieras”. Dará lo mismo.