viernes, 11 de diciembre de 2015

OBJETIVOS PARA ESTA NAVIDAD

Saca de tu vocabulario la palabra dieta. Si queremos recuperar rápido  nuestro peso ideal, debemos empezar desde ahora a seguir una alimentación equilibrada y variada sin renunciar a ningún nutriente esencial para el organismo. Otro consejo  para ayudar al metabolismo a funcionar mejor, es dejar un espacio entre ingestas de 2,5 a 4 horas. De esta manera, estaremos saciadas todo el día así no llegaremos a las comidas con sensación de hambre. Y llegaremos a la Navidad que es nuestro objetivo, con algún kilo de menos y mejor aún con algún buen hábito de más.
Tomar hidratos de carbono en el desayuno y en el almuerzo. La falsa creencia de que los carbohidratos predisponen al sobrepeso, ha hecho que muchas personas eliminen este grupo alimentario de sus comidas diarias. Otra cosa diferente es conocer cuándo debemos consumirlos y elegir aquellos más bajos en índice glucémico. Siempre será mejor ingerirlos antes de realizar el ejercicio más intenso del día o en el desayuno en forma de pan o cereales integrales para disponer de la energía necesaria de la mañana. Por la noche, sin embargo, la ingesta de hidratos, proteínas y grasas debe ser menor porque en las siguientes horas no vamos a tener una actividad desgastante.
Cómo debe ser la cena. Tomar verduras cocinadas mejor que crudas para facilitar la digestión y mejor pescados que carne; ya que es rico en ácidos grasos beneficiosos para el corazón. Si se prefiere carne, es mejor elegir la de ave. Una o dos veces por semana, también podemos tomar semillas como los cereales, el arroz integral y las legumbres.
Masticar bien los alimentos. Nos va a ayudar a hacer mejor la digestión de los alimentos. Además, al comer deprisa se ingiere más cantidad de la que se necesita y la sensación de saciedad tarda más tiempo en aparecer.
Bebe mucho líquido entre comidas. En personas adultas sanas se recomienda beber agua entre 1,5 litros y 2 litros al día. Si además, practicamos ejercicio o estamos sometidos a temperaturas elevadas, se deberá incrementar.
No acostarse nada más terminar de cenar. Como mínimo hay que esperar dos horas, pues es recomendable realizar la digestión antes de acostarse.
40 minutos de ejercicio cardiovascular varias veces por semana. Puede ser desde correr hasta andar a buen ritmo, hacer bicicleta. De esta manera, ayudaremos al cuerpo a quemar grasa.

Cuidado con los 'caza dietas'
Cuando se trata de perder unos kilos, algunas mujeres caen en un estado tal de desesperación que las lleva a creer a pies juntillas en cualquier solución que puedan ofrecerles las mil y una dietas milagro que pululan por la red. Sobra decir el peligro que esto conlleva para nuestra salud.
Las dietas milagro no funcionan y de que la única alternativa buena es la de comer de manera sana y equilibrada. El problema es siempre el mismo: la falta de constancia.
Saben que no son constantes y por eso buscan usar cualquier dieta rápida, el milagro que esperan para adelgazar sin esfuerzo. Pero jamás las verán haciendo ejercicio. Evidentemente, este tipo de comportamiento es bastante insensato, pues no es conveniente usar nuestro cuerpo como instrumento para contrastar cada una de las dietas.