lunes, 1 de febrero de 2016

PEQUEÑOS PERO UTILES CONSEJOS

¿Las ensaladas de frutas ayudan a perder peso?
Las frutas incrementan la cantidad de fructuosa  y por lo tanto sube la azúcar y puede llevarnos a la subida de peso. Las personas sanas pueden comer hasta 5 frutas al día, pero mejor es comerlas enteras que así se aprovecha mejor sus nutrientes.
Las frutas que debemos comer
Si estamos sanos podemos comer toda la variedad de frutas que existen en el mercado. Si tenemos por ejemplo el colesterol subido o diabetes, será mejor dejar de comer: plátano, mango, chirimoya, o comerlo con moderación. Este verano que se presenta bastante caluroso debemos tomar mucha agua, por lo menos dos litros al día.
Si de bajar de peso se trata no basta con comer fruta, tenemos que hacer ejercicio y llevar una dieta y vida saludable.

¿La miel engorda?
La miel siempre o casi siempre es descartada de las mesas porque tiene la fama de que es hipercalórica o sea que tiene muchas calorías y por lo tanto nos hace subir la báscula
Pero es esto cierto, vamos a ver ya sabemos que todo alimento sea cual fuere en exceso aumenta nuestro peso, pero si vamos a ver la tabla de medidas por 100 gramos, nos damos cuenta que la azúcar tiene unas 80 calorías más que la miel.
Sabemos que los ingredientes de la miel son la fructuosa y la glucosa y que nuestro organismo absorbe rápidamente la glucosa, en cambio la fructuosa se absorbe mucho más lento. Eso nos conviene porque sobre todo en el desayuno vamos a tener la energía rápida para cortar el ayuno y  si salimos a hacer ejercicio esa energía de la fructuosa servirá para no cánsanos rápidamente.

¿Me perjudica tomar mucha agua?
Una persona sin problemas de salud debe tomar mínimo al día dos litros de agua. No es bueno mucho más  porque nuestro organismo puede empezar a eliminar por la orina los minerales y las vitaminas solubles en agua que tenemos en nuestro cuerpo.
Hay un caso en especial que debemos tener cuidado con las grandes cantidades de agua este es el caso de la hipertensión, la presión sanguínea sube por muchas razones, pero una de ellas es que ingerimos agua y no la eliminamos, en este caso podemos usar el agua de cascara de piña que es un gran diurético.
Las enfermedades que trasmitimos a nuestros hijos por medio de la herencia como son la diabetes, la hipertensión y la tendencia a la subida del colesterol.  Pueden no ser un problema para ellos.
Si tenemos en cuenta y les enseñamos desde niños  que pueden librarse de esas enfermedades mientras que son adultos jóvenes,  para esto desde niños deberíamos controlar la cantidad y calidad de su alimentación y sobre todo en incentivarlos en la práctica de algún deporte. Los niños tienen que moverse para disfrutar de su vida y además para hacer un buen hábito que los acompañará siempre.