lunes, 15 de febrero de 2016

VENCER LA ADICION A LA AZUCAR

Se trata de uno de los alimentos más consumidos en el mundo. Es importante para muchas funciones del organismo, pero su abuso puede desencadenar serios problemas de salud.
De qué manera podemos vencer la adición a la azúcar:
o   Tomar la decisión:
Para vencer la adicción al azúcar o cualquier otra adicción, el primer paso es tener voluntad propia de hacerlo, estar convencido de ello.
o   Quitarla de una vez:
Reducirla gradualmente solo dificultará y alargará más el proceso. Lo más efectivo será cortar de golpe con el azúcar y los alimentos con elevado contenido de la misma, y sustituirlos por alimentos frescos y sanos. Esto lo ayudará a calmar la ansiedad y acelerar el metabolismo.
o   Tener en cuenta las calorías  que tomas con los líquidos:
Las calorías provenientes de azúcar en bebidas tales como jugos, gaseosas, té y café, son aún peores que las provenientes de alimentos sólidos.
o   Obtén energía de las proteínas:
Por ser una fuente energética distinta a los carbohidratos, las proteínas estabilizan los niveles de azúcar en sangre e insulina. Fuentes proteicas son por ejemplo el pescado, el pollo, los lácteos y el huevo. También es buena idea incluir frutos secos, semillas y nueces.
o   Consume más frutas y verduras:
Estos carbohidratos sí son buenos y su consumo debe estar aumentado. Sin embargo, al menos durante estos 10 días deberá mantenerse alejado de aquellos vegetales ricos en almidón como papas y boniatos.
o   Consume grasas sanas:
Alimentos como las nueces, las semillas, el aceite de oliva extra virgen, el pescado, y la palta contienen grasas buenas que, además de ser muy saludables, dan sensación de saciedad y también constituyen un factor protector contra las enfermedades cardiovasculares.
o   Saber darle un pare a los ratos de debilidad:
Por momentos puede suceder que las tentaciones de consumir hidratos de carbono sean muy fuertes. Para combatirlas lo ideal es contar siempre con provisiones ricas en proteínas y grasas saludables como nueces, semillas, atún, etc.
o   Disminuir el estrés:
En los momentos de estrés, el organismo libera una hormona conocida como cortisol. Esta es responsable de producir hambre y contribuye al aumento de grasa corporal. La recomendación para bajar ansiedades es realizar una serie de aspiraciones y exhalaciones profundas y lentas antes de cada comida y cada vez que se advierte una situación de tensión.
o   Prevenir alergias e intolerancias:
Intolerancias como la del gluten o la lactosa pueden permanecer ocultas al no manifestarse de forma sintomática. Estos trastornos generan inflamación y desequilibrios en los niveles de azúcar en sangre, y produce un aumento en la resistencia a la insulina y un incremento de las posibilidades de desarrollar una diabetes tipo 2.
o   Dormir bien:

Muchos estudios demuestran que el mal sueño da lugar a un aumento en la secreción de la hormona del hambre y una disminución de aquellas que reducen el apetito. Para evitar esto procure dormir al menos 8 horas y mantener un sueño profundo y relajado.