miércoles, 10 de febrero de 2016

“MUJERES AGOTADAS Y COMO DEJAR DE SERLO”

Extraído del Libro escrito por Pilar Benítez, empresaria y madre de cinco niños
Como tantas y tantas mujeres que compaginan el trabajo, los hijos, la pareja, los amigos.... y mil asuntos cotidianos que tienen que ir resolviendo sobre la marcha.
La mayor parte de las veces con resultados muy positivos. Parece que la mujer tuviera una capacidad innata para abarcarlo todo y salir más que airosa. Sin embargo, el cuerpo se resiente de tanta actividad y la mente no digamos.
La mujer es ambiciosa por naturaleza, ha ido ganando terreno en el ámbito profesional, pero no puede, ni quiere renunciar a la familia, la amistad, el ocio... Por eso, en las conversaciones entre amigas, uno de los temas más habituales es el cansancio crónico que las acompaña, sobre todo si rondan la cuarentena o la traspasan.
"Me di cuenta de que solo comiendo mejor me encontraba increíble, tenía más capacidad de concentración, era más creativa, y tenía más energía...".
Tal ha sido su cambio, que ahora se dedica a compartir sus conocimientos con otras mujeres, para que experimenten esa misma mejoría en su vida.  "Hago un llamamiento a las mujeres para que vean que no es normal estar cansadas todos los días. Puedes estar estupenda sin dejar de hacer lo que haces, solo modificando tus hábitos".

Cómo alimentarse bien
¿Y qué es lo que hay que hacer? Advierte de la importancia de una alimentación sana, que será la clave para tener la energía suficiente para llevar a cabo las tareas del día. "Lo que comes afecta a tu estado físico y a tu estado emocional",  comienza advirtiendo de los "múltiples efectos negativos" que tiene el consumo de azúcar y café. Por el contrario, aboga por una "dieta sensata y tradicional" basada en granos integrales (arroz, avena, quinua), legumbres (lentejas, garbanzos, frejoles, alverjitas), verduras frescas a diario, buenos aceites, pescado, incorporar también los derivados de la soya y las algas, y reducir al mínimo el consumo de carne.
Una de las cosas en que hace hincapié esta experta en nutrición es la importancia del origen de los alimentos. "Si pueden ser de origen ecológico, perfecto, porque tienen muchos más nutrientes y no comemos los pesticidas e insecticidas que les echan en muchas ocasiones".  Si comemos de esta manera, es mucho mejor, porque los nutrientes  ayudan a que nos regeneremos".
Pero no solo hay que alimentarse bien para que el cuerpo funcione bien, sino que también hay que tener en cuenta el espacio interior. La experta aboga por tener una disciplina en el que se dedique cada día un ratito a una misma para ir hacia dentro, sentir el estado de ánimo, revisar las emociones, eliminar lo que sobra... "Cuando empiezas a hacer esto, emerge algo y empiezas un viaje, el más apasionante que uno puede hacer", el viaje dentro de ti.

Si a estos dos hábitos se incorpora además otros dos: hacer ejercicio de forma regular y descansar bien para regenerarse, Benítez está convencida de que la vida cambiará y para mejor. Pero este cambio no puede ser de un día para otro, porque "sería un fracaso seguro". Por eso, la autora propone un plan progresivo de doce meses para empezar poco a poco, en lo más básico, e ir avanzando, de forma progresiva, hasta llegar al final. Si se cumple, asegura que "tendrás más energía, te sentirás mejor con tu cuerpo y aumentará tu vitalidad... y hasta tu deseo sexual".